Lun06182018

Last update03:42:32

Lunes, 20 de Agosto de 2012 10:35

Vicente Arze: en Europa, no es fácil mantenerse

por  NotiBolivia
Vota este articulo
(0 votos)
Debutó profesionalmente en el Whitecaps, de la primera división del fútbol de Canadá. Estuvo dos temporadas Debutó profesionalmente en el Whitecaps, de la primera división del fútbol de Canadá. Estuvo dos temporadas

Vicente Arze se convirtió en el primer boliviano en jugar en Bélgica. Firmó para el Charleroi 

 

Lleva más de ocho años jugando fuera del país: pasó por el fútbol universitario de Estados Unidos, por Canadá, por Hungría y hace pocos días firmó para el Sporting Club Charleroi, de la primera división de Bélgica. Vicente Arze ya se inscribió como el primer futbolista boliviano en jugar en ese país, por lo que no quiere perder la chance de hacer historia. 
 
El volante ofensivo cruceño sabe que con Xabier Azkargorta, al mando de la selección, tiene chances de ser convocado, pero apunta que por ahora debe ganarse un lugar de titular en su nuevo club, que le hizo un contrato de dos años, más una opción de alargar si las cosas le salen bien. Arze habló de lo difícil que es vivir fuera del país desde muy joven y lo importante que es la perseverancia para salir adelante. Cree que el futbolista boliviano puede jugar en cualquier país, pero le falta algo de suerte.
 
 
 
- ¿Cómo tomaste tu paso del fútbol de Hungría al de Bélgica?
 
- Feliz, porque es un paso importante en mi carrera como futbolista. En estos últimos años, todo viene en ascenso, pues de Aurora pasé al fútbol de Hungría y ahora vengo a Bélgica, donde la competencia es más fuerte. Me estoy adaptando, pues van poco más de 10 días desde que firmé mi contrato con el Charleroi.
 
 
 
- ¿Qué diferencia encontrás con relación al fútbol de Hungría?
 
- Por lo poco que he visto y después de haber jugado dos partidos (ingresó en la segunda parte en ambos) pude notar que acá hay mejores futbolistas que en Hungría, por lo que eso le da mayor nivel a la Liga; sin embargo, por lo demás es parecido porque el juego es fuerte, con muchos balones aéreos y mucho roce físico.
 
 
 
- ¿Dónde creés que podés sacar ventaja para ganarte un lugar?
 
- En cualquier parte del mundo no hay misterio, hay que trabajar duro y demostrarle al entrenador que uno está en condiciones para jugar en cualquier momento. Por mi característica tengo que marcar la diferencia en la técnica, más allá del tema físico, por lo que espero que las cosas salgan como quiero.
 
- ¿Conocías algo del Charleroi?
 
- Sinceramente no tenía conocimiento del fútbol de Bélgica. Había escuchado del Brujas y del Anderlecht, pero los primeros partidos que me tocó jugar he visto que el Charleroi tiene una gran hinchada, que está en los partidos de local y visitante. Calculo que la media de espectadores por partido es de unas 20.000 personas y eso motiva a cualquiera.
 
 
 
- ¿Cuál es el primer objetivo que te trazaste en este nuevo desafío?
 
- En lo personal, el primer objetivo es ganarme un lugar de titular entre los 11, es decir que juegue todos los partidos y, como equipo, la meta es mantenerse en primera división, tras el ascenso logrado esta temporada. Además, el grupo tiene que luchar para buscar un lugar de privilegio en busca de clasificarse a un torneo internacional.
 
 
 
- ¿Ves difícil ganarse un lugar?
 
- Siempre es complicado ganarse un lugar en cualquier equipo al que llegás, más aún si este tiene casi toda la base que ascendió a la primera división, pues solo han contratado tres refuerzos y entre ellos estoy yo, así que eso también es como una inyección para luchar por un lugar. Lo más importante es que tengo confianza de lo que puedo aportar y he visto en los entrenamientos que el técnico gusta de mi juego, por lo que me está metiendo poco a poco. Cuando tenga la oportunidad de ser titular, debo aprovecharla al máximo.
 
 
 
- ¿Disputás el puesto con alguna figura del Charleroi?
 
- Bueno, acá no es que haya figuras mundiales, pero sí jugadores que son referentes en el fútbol belga, por lo que la competencia es dura. Pero igual quiero demostrar que en Bolivia se juega buen fútbol, ahora la gente sabe de dónde vengo y está empezando a averiguar sobre mi país. Eso para mí es un orgullo, porque soy el primer boliviano en militar en un equipo de primera división de Bélgica. Pienso igual que los otros legionarios, es decir, abrir una puerta más para que otros compatriotas tengan chances de salir del país.
 
 
 
- ¿Tenés algún problema con el idioma?
 
- Bueno, con el inglés no hay problema porque lo hablo desde cuando estudié en Estados Unidos, pero acá estoy aprendiendo francés, que es el idioma que más se habla. De todas maneras no tengo problemas para comunicarme con mis compañeros, ya que la mayoría habla inglés, además, hay brasileños, españoles y costarricenses. En Hungría tuve inconvenientes con el idioma porque era muy difícil, así que me movía con el inglés.
 
 
 
- ¿Cómo tomaste la designación de Azkargorta como DT de la selección?
 
- Siempre cuando hay un nuevo entrenador en cualquier equipo, uno tiene la ilusión de que lo tomen en cuenta. De Azkargorta recuerdo algunas cosas porque era chico cuando él clasificó al Mundial, pero sé que los hinchas lo quieren mucho y tener el respaldo de la gente siempre es importante.
 
 
 
- Está siguiendo a los legionarios, te mencionó a vos y a Diego Suárez (del Dínamo de Kiev)...
 
- Me comentaron eso y me puso contento, pero hay que esperar qué pasa más adelante, no me quiero ilusionar. Por ahora, voy a concentrarme en el Charleroi, que si me va bien acá seguro vendrán cosas mejores.
 
 
 
- ¿Por qué creés que no has sido convocado a la selección absoluta, siendo que ya llevas varios años jugando fuera?
 
- Pienso que en mi posición hay buenos jugadores bolivianos, por eso creo que la lucha es dura, además, los que militan en los clubes de nuestro país son observados todo el tiempo por el entrenador, que vive allá. De todas maneras, no pierdo la esperanza de que algún día llegue mi oportunidad, porque al fin y al cabo uno trabaja para jugar en la selección de su país.
 
 
 
- Decís que hay varios en tu posición en la selección, ¿no te sentís capaz de pelearles el puesto?
 
- Claro que sí, porque confío en mi capacidad, pero hay que esperar, seguramente si algún día llega la chance, se verá.
 
 
 
- ¿Creés que tenés los merecimientos?
 
- No sé si me lo merezco, porque eso es difícil decirlo, además, pienso que eso tiene que analizarlo otra gente, yo solo me entreno todos los días para ganarme un lugar en el equipo donde milito.
 
 
 
- ¿Pero acaso no es difícil jugar en el exterior?
 
- Claro que es difícil, si no hay que preguntarles a todos los bolivianos que están en el exterior; sin embargo, estoy seguro de que si otros compatriotas tuvieran la suerte que uno tuvo, podrían demostrar el nivel del futbolista de nuestro país, porque allá hay mucha calidad e inteligencia.
 
 
 
- ¿Cómo fue tu paso por Aurora?
 
- Fue bueno porque quería jugar en mi país, luego de haber estado ocho años en el exterior (estuvo jugando el torneo interuniversitario de Estados Unidos y dos años en el fútbol de Canadá). No me arrepiento de nada porque aprendí muchas cosas, además después de eso me fui a Hungría.
 
 
 
- Son ocho años los que estás fuera del país, ¿qué aprendiste?
 
- A ser perseverante, porque si uno se queda con los brazos cruzados la corriente te lleva y seguro que fracasas. Es muy difícil estar solo en otro país. La primera vez que me alejé de mi familia fue cuando me fui a jugar a Argentina, a las inferiores de Newell’s Old Boys, tenía 16 años. Luego estudié y jugué en Estados Unidos, para después iniciar mi carrera profesional como futbolista. Uno madura y aprende a pelear todos los días por metas. Todo lo que soy se lo debo a mis padres.
 
 
 
- ¿Qué te ha dado el fútbol hasta ahora?
 
- Muchos amigos y la posibilidad de conocer Sudamérica, Europa, Centroamérica y África, solo me faltan Asia y Oceanía, pero estoy seguro de que tendré tiempo para estar en esos lugares.
 
 
 
- ¿Volverías a jugar a Bolivia? 
 
- Por ahora no, quiero seguir fuera y si es posible acá en Europa. Es difícil salir del país, por lo que hay que esforzarse mucho para mantenerse en buen nivel; sin embargo, en su momento analizaré la posibilidad de regresar. Eso sí, estoy seguro de que cuando me retire del fútbol, ojalá que pase mucho tiempo, quiero vivir en Santa Cruz.
 
    Perfil    
 
Un volante en ascenso
Vicente Arze nació el 22 de noviembre de 1985 en Santa Cruz. Es hijo de Magy Camacho y Vicente Arze. Estuvo en las inferiores de Blooming, pero en 2001 se fue a Newell’s Old Boys por dos años. Luego estudió cuatro años Administración de Empresas y Marketing en la universidad de Mercer, Atlanta (Estados Unidos). En 2008 y 2009 fue fichado por el Whitecaps, de la primera de Canadá. En 2010 jugó para Aurora, por un año. En 2011 y la mitad de este año militó en DVTK, de Hungría. Hace dos semanas firmó por dos temporadas para el Charleroi, de Bélgica.
 
“Estar en el fútbol de Bélgica es un paso importante en mi carrera, porque soy el primer boliviano acá”
 
“El primer objetivo es ganarme un lugar de titular y que el equipo se mantenga en primera división”
 
“Es muy difícil estar solo en otro país, pero ya me acostumbré, porque salí a mis 16 años”

Informacion adicional

  • Medio: El Deber
  • Ciudad:
  • Pais: Bélgica
NotiBolivia

NotiBolivia

NotiBolivia - KUBO S.R.L.

Sitio web: notibolivia.com

Dejar comentario

Los campos marcados con (*) son obligatorios.

Codigo HTML esta permitido.

Deportes

Deportes
Actividad - Costumbres - Competividad

Diversión

Diversión
Diversión - Entretenimiento - Esparcimiento

Salud

Salud
Bienestar físico, mental y social

Tecnología

Tecnología
Descubrimientos y avances tecnológicos

Turismo

Turismo
Viajes - Estancias - Lugares