Sab01202018

Last update03:42:32

Viernes, 15 de Junio de 2012 15:26

La ciudad encantada de Pumiri: entre la riqueza natural y la cultura aymara

por  NotiBolivia
Vota este articulo
(0 votos)
Al igual que muchos lugares turísticos que tiene el departamento de Oruro, la comunidad de Pumiri se constituye en una ruta más por explorar y conocer dentro del proyecto "Por los caminos del Tío" que inició hace más de un año el Gobierno Autónomo del Departamento de Oruro.  El emprendimiento es apoyado por la Empresa Minera Sinchi Wayra y la Empresa Nacional de Telecomunicaciones (Entel), este trabajo interinstitucional permite enriquecer la potencialidad de atractivos turísticos que albergan las comunidades del territorio boliviano.  El propósito que persigue este proyecto es posesionar a Pumiri como un destino turístico, que permite iniciar una travesía por el occidente del altiplano orureño para conocer, valorar y promocionar nuestras riquezas para lograr el desarrollo y la generación de recursos económicos para las familias del área rural, sostuvo el gobernador de Oruro, Santos Tito Veliz.  La comunidad de Pumiri, antiguamente estuvo habitada por los incas, pero con el transcurrir del tiempo se impuso la cultura aymara, con su propia vestimenta, música y tradiciones.  Esta comunidad del departamento de Oruro logra fusionar la creencia de los incas sobre la campana de oro y la práctica de la cultura ancestral aymara, convirtiéndose de esta forma en un destino turístico muy importante.  Una muestra de ello es el ritual de la wilancha (sacrificio de una llama), práctica de la cultura aymara agradeciendo y pidiendo la protección de las deidades andinas para ingresar al territorio que en otrora fue una fortaleza de los incas.  En una reciente práctica de la wilancha, el ritual fue ofrecido por el Mallku de Marka de Jacha Karangas, Eduardo Bellot Mendoza, con participación de autoridades departamentales, municipales y originarias y los periodistas que fueron a conocer este lugar turístico. Los elementos que son parte de este ritual son la coca, cerveza y alcohol. Esta tradición aymara "se la practica con la intención de "llamar" la suerte, para el trabajo, con bendición para los viajes de las autoridades y comunarios, para que no falte la suerte en los bolsillos, cumplimos con la Pachamama con amor y entusiasmo", explicó el Mallku.  PUMIRI  La comunidad de Pumiri se encuentra a 18 kilómetros del municipio de Turco y a una distancia de 155 kilómetros de la ciudad de Oruro; el origen del nombre de Pumiri se debe a la existencia de pumas en el lugar, se dice que estos animales caminaban solo por la noche.  Al ingresar a Pumiri existen figuras de diferentes formas, de la misma forma en los farallones están los chullpares o torres funerarias que hoy por hoy se conservan, también hay cerámicas de estilo incaico con algo de complemento de la cultura tiahuanacota.  Entre los principales atractivos turísticos de la zona se encuentran: la Campana de Oro de los Incas, las figuras de seres vivos petrificados de distintas formas, los chullpares, los esqueletos que datan de varios años.  En la "ciudad encantada" está la Campana de Oro que se encuentra entre los farallones de piedra; la historia cuenta que los incas trasladaron este objeto de valor desde la Capital del Imperio Inca del Cusco (Perú) para resguardarla y evitar que caiga en manos de españoles.  Sobre la campana existe una leyenda que hace referencia al "encanto y la maldición", se dice que cuando suena la campana en noche de luna llena, cualquier ser vivo que pasa por el lugar y la oye se convierte en piedra, razón por la cual existe una diversidad de figuras. Este es el principal atractivo de la región.  Aparentemente las figuras fueron talladas en piedra, pero los lugareños aseguran que la creencia del "encanto y la maldición" de la campana fue transmitida de generación en generación en la cultura aymara.  En este espacio la imaginación no tiene límites, en la ciudad se encuentra una infinidad de figuras antropomorfas y zoomorfas con diferentes características y particularidades; este conglomerado de rocas de todo tamaño, representan formas de personas, animales, aves, felinos, dinosaurios, seres místicos.  En el laberinto de piedras, observamos los chullpares (tumbas, urnas o monumentos funerarios de las momias andinas), espacios en los que se enterraba a los seres queridos junto a sus objetos valiosos, que en vida fueron de propiedad de los difuntos. Los lugareños indican que los chullpares fueron profanados, por el valor económico y cultural que tienen esas reliquias de la cultura incaica.  Pumiri también se constituye en un sitio arqueológico por la cantidad de restos de cerámica, por lo que se puede creer que fue un sitio poblado en la época de los incas.  CULTURA AYMARA  Antiguamente la zona era habitada por los Carangas y Pacajaquis, (territorios de Oruro y La Paz), considerados pueblos guerreros, razón por la cual se encuentra abundante piedra menuda, muestra de que eran utilizadas en las ondas para los enfrentamientos.  Es por tal razón que el municipio de Turco es parte del Jacha Carangas, nación aymara que tiene su propia cultura, riqueza, tradiciones y costumbres.  Turco se maneja por parcialidad, Aransaya y Urinsaya, cada una de estas parcialidades se caracteriza y diferencia por el color de la vestimenta de las autoridades originarias de la cultura aymara.  Estas autoridades usan vestimenta nativa confeccionada con sus propias manos de alpaca, llama y oveja.  La manta se utiliza en honor a los tamanis, tata awatiris, mama awatiris, siempre usan una manta de color beige o café, lo que llega a significar el cuidado hacia las autoridades originarias.  El poncho y el aguayo que utilizan son signos de autoridad, significa la protección a los comunarios de la cultura aymara.  Entre las autoridades originarias se distingue a los Jilakatas por el color de su poncho verde, mismo que representa la vegetación y el poder que tiene la autoridad.  La wistalla (chuspa) es parte de la vestimenta de la autoridad originaria en la que se guarda la coca y el alcohol; la coca para el pijcheo (masticado de coca) para iniciar cualquier ritual característico de la cultura de los aymaras.  Esta travesía nos permitió conocer la leyenda del incario sobre la Campana de Oro que se encuentra dentro de la ciudad de piedra; a la vez la cultura aymara que perdura hasta nuestros días.  Pumiri es uno de los atractivos turísticos que nos invita a conocer y explorar sobre la ciudad encanta, acompañados de la hospitalidad de los comunarios quienes brinda una cálida atención y hacen de la permanencia del turista un compromiso de difundir su riqueza natural y cultural.  - Datos obtenidos del libro: Origen del Jatun Carangas, hoy Jacha Carangas de Prof. Anastacio Canqui Mollo; Autoridades originarias y pobladores del Municipio de Turco. Al igual que muchos lugares turísticos que tiene el departamento de Oruro, la comunidad de Pumiri se constituye en una ruta más por explorar y conocer dentro del proyecto "Por los caminos del Tío" que inició hace más de un año el Gobierno Autónomo del Departamento de Oruro. El emprendimiento es apoyado por la Empresa Minera Sinchi Wayra y la Empresa Nacional de Telecomunicaciones (Entel), este trabajo interinstitucional permite enriquecer la potencialidad de atractivos turísticos que albergan las comunidades del territorio boliviano. El propósito que persigue este proyecto es posesionar a Pumiri como un destino turístico, que permite iniciar una travesía por el occidente del altiplano orureño para conocer, valorar y promocionar nuestras riquezas para lograr el desarrollo y la generación de recursos económicos para las familias del área rural, sostuvo el gobernador de Oruro, Santos Tito Veliz. La comunidad de Pumiri, antiguamente estuvo habitada por los incas, pero con el transcurrir del tiempo se impuso la cultura aymara, con su propia vestimenta, música y tradiciones. Esta comunidad del departamento de Oruro logra fusionar la creencia de los incas sobre la campana de oro y la práctica de la cultura ancestral aymara, convirtiéndose de esta forma en un destino turístico muy importante. Una muestra de ello es el ritual de la wilancha (sacrificio de una llama), práctica de la cultura aymara agradeciendo y pidiendo la protección de las deidades andinas para ingresar al territorio que en otrora fue una fortaleza de los incas. En una reciente práctica de la wilancha, el ritual fue ofrecido por el Mallku de Marka de Jacha Karangas, Eduardo Bellot Mendoza, con participación de autoridades departamentales, municipales y originarias y los periodistas que fueron a conocer este lugar turístico. Los elementos que son parte de este ritual son la coca, cerveza y alcohol. Esta tradición aymara "se la practica con la intención de "llamar" la suerte, para el trabajo, con bendición para los viajes de las autoridades y comunarios, para que no falte la suerte en los bolsillos, cumplimos con la Pachamama con amor y entusiasmo", explicó el Mallku. PUMIRI La comunidad de Pumiri se encuentra a 18 kilómetros del municipio de Turco y a una distancia de 155 kilómetros de la ciudad de Oruro; el origen del nombre de Pumiri se debe a la existencia de pumas en el lugar, se dice que estos animales caminaban solo por la noche. Al ingresar a Pumiri existen figuras de diferentes formas, de la misma forma en los farallones están los chullpares o torres funerarias que hoy por hoy se conservan, también hay cerámicas de estilo incaico con algo de complemento de la cultura tiahuanacota. Entre los principales atractivos turísticos de la zona se encuentran: la Campana de Oro de los Incas, las figuras de seres vivos petrificados de distintas formas, los chullpares, los esqueletos que datan de varios años. En la "ciudad encantada" está la Campana de Oro que se encuentra entre los farallones de piedra; la historia cuenta que los incas trasladaron este objeto de valor desde la Capital del Imperio Inca del Cusco (Perú) para resguardarla y evitar que caiga en manos de españoles. Sobre la campana existe una leyenda que hace referencia al "encanto y la maldición", se dice que cuando suena la campana en noche de luna llena, cualquier ser vivo que pasa por el lugar y la oye se convierte en piedra, razón por la cual existe una diversidad de figuras. Este es el principal atractivo de la región. Aparentemente las figuras fueron talladas en piedra, pero los lugareños aseguran que la creencia del "encanto y la maldición" de la campana fue transmitida de generación en generación en la cultura aymara. En este espacio la imaginación no tiene límites, en la ciudad se encuentra una infinidad de figuras antropomorfas y zoomorfas con diferentes características y particularidades; este conglomerado de rocas de todo tamaño, representan formas de personas, animales, aves, felinos, dinosaurios, seres místicos. En el laberinto de piedras, observamos los chullpares (tumbas, urnas o monumentos funerarios de las momias andinas), espacios en los que se enterraba a los seres queridos junto a sus objetos valiosos, que en vida fueron de propiedad de los difuntos. Los lugareños indican que los chullpares fueron profanados, por el valor económico y cultural que tienen esas reliquias de la cultura incaica. Pumiri también se constituye en un sitio arqueológico por la cantidad de restos de cerámica, por lo que se puede creer que fue un sitio poblado en la época de los incas. CULTURA AYMARA Antiguamente la zona era habitada por los Carangas y Pacajaquis, (territorios de Oruro y La Paz), considerados pueblos guerreros, razón por la cual se encuentra abundante piedra menuda, muestra de que eran utilizadas en las ondas para los enfrentamientos. Es por tal razón que el municipio de Turco es parte del Jacha Carangas, nación aymara que tiene su propia cultura, riqueza, tradiciones y costumbres. Turco se maneja por parcialidad, Aransaya y Urinsaya, cada una de estas parcialidades se caracteriza y diferencia por el color de la vestimenta de las autoridades originarias de la cultura aymara. Estas autoridades usan vestimenta nativa confeccionada con sus propias manos de alpaca, llama y oveja. La manta se utiliza en honor a los tamanis, tata awatiris, mama awatiris, siempre usan una manta de color beige o café, lo que llega a significar el cuidado hacia las autoridades originarias. El poncho y el aguayo que utilizan son signos de autoridad, significa la protección a los comunarios de la cultura aymara. Entre las autoridades originarias se distingue a los Jilakatas por el color de su poncho verde, mismo que representa la vegetación y el poder que tiene la autoridad. La wistalla (chuspa) es parte de la vestimenta de la autoridad originaria en la que se guarda la coca y el alcohol; la coca para el pijcheo (masticado de coca) para iniciar cualquier ritual característico de la cultura de los aymaras. Esta travesía nos permitió conocer la leyenda del incario sobre la Campana de Oro que se encuentra dentro de la ciudad de piedra; a la vez la cultura aymara que perdura hasta nuestros días. Pumiri es uno de los atractivos turísticos que nos invita a conocer y explorar sobre la ciudad encanta, acompañados de la hospitalidad de los comunarios quienes brinda una cálida atención y hacen de la permanencia del turista un compromiso de difundir su riqueza natural y cultural. - Datos obtenidos del libro: Origen del Jatun Carangas, hoy Jacha Carangas de Prof. Anastacio Canqui Mollo; Autoridades originarias y pobladores del Municipio de Turco.

Al igual que muchos lugares turísticos que tiene el departamento de Oruro, la comunidad de Pumiri se constituye en una ruta más por explorar y conocer dentro del proyecto "Por los caminos del Tío" que inició hace más de un año el Gobierno Autónomo del Departamento de Oruro.


El emprendimiento es apoyado por la Empresa Minera Sinchi Wayra y la Empresa Nacional de Telecomunicaciones (Entel), este trabajo interinstitucional permite enriquecer la potencialidad de atractivos turísticos que albergan las comunidades del territorio boliviano.

El propósito que persigue este proyecto es posesionar a Pumiri como un destino turístico, que permite iniciar una travesía por el occidente del altiplano orureño para conocer, valorar y promocionar nuestras riquezas para lograr el desarrollo y la generación de recursos económicos para las familias del área rural, sostuvo el gobernador de Oruro, Santos Tito Veliz.

La comunidad de Pumiri, antiguamente estuvo habitada por los incas, pero con el transcurrir del tiempo se impuso la cultura aymara, con su propia vestimenta, música y tradiciones.

Esta comunidad del departamento de Oruro logra fusionar la creencia de los incas sobre la campana de oro y la práctica de la cultura ancestral aymara, convirtiéndose de esta forma en un destino turístico muy importante.

Una muestra de ello es el ritual de la wilancha (sacrificio de una llama), práctica de la cultura aymara agradeciendo y pidiendo la protección de las deidades andinas para ingresar al territorio que en otrora fue una fortaleza de los incas.

En una reciente práctica de la wilancha, el ritual fue ofrecido por el Mallku de Marka de Jacha Karangas, Eduardo Bellot Mendoza, con participación de autoridades departamentales, municipales y originarias y los periodistas que fueron a conocer este lugar turístico. Los elementos que son parte de este ritual son la coca, cerveza y alcohol. Esta tradición aymara "se la practica con la intención de "llamar" la suerte, para el trabajo, con bendición para los viajes de las autoridades y comunarios, para que no falte la suerte en los bolsillos, cumplimos con la Pachamama con amor y entusiasmo", explicó el Mallku.

PUMIRI

La comunidad de Pumiri se encuentra a 18 kilómetros del municipio de Turco y a una distancia de 155 kilómetros de la ciudad de Oruro; el origen del nombre de Pumiri se debe a la existencia de pumas en el lugar, se dice que estos animales caminaban solo por la noche.

Al ingresar a Pumiri existen figuras de diferentes formas, de la misma forma en los farallones están los chullpares o torres funerarias que hoy por hoy se conservan, también hay cerámicas de estilo incaico con algo de complemento de la cultura tiahuanacota.

Entre los principales atractivos turísticos de la zona se encuentran: la Campana de Oro de los Incas, las figuras de seres vivos petrificados de distintas formas, los chullpares, los esqueletos que datan de varios años.

En la "ciudad encantada" está la Campana de Oro que se encuentra entre los farallones de piedra; la historia cuenta que los incas trasladaron este objeto de valor desde la Capital del Imperio Inca del Cusco (Perú) para resguardarla y evitar que caiga en manos de españoles.

Sobre la campana existe una leyenda que hace referencia al "encanto y la maldición", se dice que cuando suena la campana en noche de luna llena, cualquier ser vivo que pasa por el lugar y la oye se convierte en piedra, razón por la cual existe una diversidad de figuras. Este es el principal atractivo de la región.

Aparentemente las figuras fueron talladas en piedra, pero los lugareños aseguran que la creencia del "encanto y la maldición" de la campana fue transmitida de generación en generación en la cultura aymara.

En este espacio la imaginación no tiene límites, en la ciudad se encuentra una infinidad de figuras antropomorfas y zoomorfas con diferentes características y particularidades; este conglomerado de rocas de todo tamaño, representan formas de personas, animales, aves, felinos, dinosaurios, seres místicos.

En el laberinto de piedras, observamos los chullpares (tumbas, urnas o monumentos funerarios de las momias andinas), espacios en los que se enterraba a los seres queridos junto a sus objetos valiosos, que en vida fueron de propiedad de los difuntos. Los lugareños indican que los chullpares fueron profanados, por el valor económico y cultural que tienen esas reliquias de la cultura incaica.

Pumiri también se constituye en un sitio arqueológico por la cantidad de restos de cerámica, por lo que se puede creer que fue un sitio poblado en la época de los incas.

CULTURA AYMARA

Antiguamente la zona era habitada por los Carangas y Pacajaquis, (territorios de Oruro y La Paz), considerados pueblos guerreros, razón por la cual se encuentra abundante piedra menuda, muestra de que eran utilizadas en las ondas para los enfrentamientos.

Es por tal razón que el municipio de Turco es parte del Jacha Carangas, nación aymara que tiene su propia cultura, riqueza, tradiciones y costumbres.

Turco se maneja por parcialidad, Aransaya y Urinsaya, cada una de estas parcialidades se caracteriza y diferencia por el color de la vestimenta de las autoridades originarias de la cultura aymara.

Estas autoridades usan vestimenta nativa confeccionada con sus propias manos de alpaca, llama y oveja.

La manta se utiliza en honor a los tamanis, tata awatiris, mama awatiris, siempre usan una manta de color beige o café, lo que llega a significar el cuidado hacia las autoridades originarias.

El poncho y el aguayo que utilizan son signos de autoridad, significa la protección a los comunarios de la cultura aymara.

Entre las autoridades originarias se distingue a los Jilakatas por el color de su poncho verde, mismo que representa la vegetación y el poder que tiene la autoridad.

La wistalla (chuspa) es parte de la vestimenta de la autoridad originaria en la que se guarda la coca y el alcohol; la coca para el pijcheo (masticado de coca) para iniciar cualquier ritual característico de la cultura de los aymaras.

Esta travesía nos permitió conocer la leyenda del incario sobre la Campana de Oro que se encuentra dentro de la ciudad de piedra; a la vez la cultura aymara que perdura hasta nuestros días.

Pumiri es uno de los atractivos turísticos que nos invita a conocer y explorar sobre la ciudad encanta, acompañados de la hospitalidad de los comunarios quienes brinda una cálida atención y hacen de la permanencia del turista un compromiso de difundir su riqueza natural y cultural.

- Datos obtenidos del libro: Origen del Jatun Carangas, hoy Jacha Carangas de Prof. Anastacio Canqui Mollo; Autoridades originarias y pobladores del Municipio de Turco.

Informacion adicional

  • Medio: La Patria
  • Pais: Bolivia
NotiBolivia

NotiBolivia

NotiBolivia - KUBO S.R.L.

Sitio web: notibolivia.com

Dejar comentario

Los campos marcados con (*) son obligatorios.

Codigo HTML esta permitido.

Deportes

Deportes
Actividad - Costumbres - Competividad

Diversión

Diversión
Diversión - Entretenimiento - Esparcimiento

Salud

Salud
Bienestar físico, mental y social

Tecnología

Tecnología
Descubrimientos y avances tecnológicos

Turismo

Turismo
Viajes - Estancias - Lugares