Sociedad

Defensoría del Pueblo pide instalar un diálogo urgente para pacificar la zona de K’ara K’ara en Cochabamba

La Defensora del Pueblo, Nadia Cruz, convocó a iniciar un diálogo urgente para pacificar la zona de K’ara K’ara en la ciudad de Cochabamba, donde esta mañana se produjeron nuevos enfrentamientos entre fuerzas combinadas policiales-militares y vecinos que bloqueaban el sector, que derivó en la gasificación de las personas situadas en el lugar, dejando a policías heridos y vecinos detenidos.

 

“En este momento, urge que el Estado, a través del municipio y la Gobernación de Cochabamba, pacifique la zona a través del dialogo; en este momento, necesitamos pacificación no represión, ni confrontación para solucionar el conflicto”, señaló la Defensora.

Comunarios y vecinos del sector de K’ara K’ara mantenían un bloqueo por la dotación de agua con la finalidad de enfrentar la pandemia de la COVID-19, entre otras demandas. En la mañana, camiones recolectores de basura fueron escoltados por policías y militares para intentar ingresar al botadero del sector, y fueron impedidos por pobladores que lanzaron piedras, lo que derivó en una violenta intervención policial-militar.

“No se puede permitir el atentado contra la vida e integridad de las personas ni de la sociedad civil ni de las fuerzas del orden”, sentenció la Defensora, quien también rechazó el uso desproporcionado de la fuerza y la criminalización de la protesta, pues en el pliego petitorio de los movilizados figura la dotación de agua para el sector”, dijo.

Observó que ni la Alcaldía ni la Gobernación cumplieron a cabalidad el acuerdo firmado anteriormente y que las acciones de persecución penal en contra de los movilizados, incluso de adolescentes, está exacerbando la ya delicada situación.

“Éste podría ser un conflicto que se prolongue innecesariamente; en este momento necesitamos pacificación y que se convoque al diálogo con la voluntad de las autoridades del nivel municipal, departamental y central”, enfatizó la Defensora, quien, además, precisó que se descarta la existencia de secuestrados.

Asimismo, rechazó categóricamente la toma de los predios de la Alcaldía y Gobernación cochabambinas por el denominado grupo “Resistencia Juvenil Cochala” y el anuncio por parte de ellos de restringir el acceso al agua de la población del sector de K’ara K’ara como protesta por la “generación de focos de infección al impedir el ingreso al botadero”.

Recordó que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en su informe preliminar sobre los hechos ocurridos tras las elecciones en octubre de 2019, llamó al Estado boliviano a generar medidas que permitan el cese de los actos violentos generados por grupos particulares, identificando que los mismos fueron tolerados y permitidos por agentes estatales.

“Este organismo, identificó y resaltó, en especial, la existencia de la llamada Resistencia Juvenil Cochala como un grupo ‘armado y motorizado al que se ha señalado consistentemente de participar en los desórdenes sociales ejerciendo control violento e intimidación sobre amplios sectores de la sociedad, y afectando en particular la integridad personal y la circulación de las personas’”, manifestó.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba